Estudiar un posgrado, ¿es necesario?