Las universidades catalanas descongelan carreras de tres años