Qué es el Lavado Verde: Tipos y Tácticas de Lavado Verde – El Greenwashing es un marketing ecológico engañoso que induce intencionadamente a error a los consumidores conscientes sobre la sostenibilidad de una empresa. Las marcas verdaderamente sostenibles intentan ganarse la confianza de los consumidores utilizando prácticas sostenibles y energías renovables para hacer frente a las emisiones de carbono, la crisis climática y otros problemas.

Qué es el Lavado Verde: Tipos y Tácticas de Lavado Verde

¿Qué es el lavado verde?

El lavado verde también conocido a nivel internacional como Greenwashing, es la práctica de transmitir información falsa para que parezca que una empresa cumple unos objetivos de sostenibilidad impresionantes, aunque en realidad no esté realizando esfuerzos sostenibles. El lavado verde también se conoce como «brillo verde» (green sheen).

El lavado verde es una práctica de marketing engañosa que pretende que la gente piense que una empresa es responsable con el medio ambiente para que pueda competir en el mercado actual. A escala mundial, las empresas tienen la responsabilidad de gestionar los riesgos medioambientales y sociales para no dañar aún más el medio ambiente. En los últimos años, los consumidores han empezado a preocuparse más por la responsabilidad social de las empresas y prefieren comprar productos sostenibles. Por este motivo, las empresas recurren al lavado verde para atraer clientela.

El activista medioambiental Jay Westerveld acuñó el término «lavado verde» en la década de 1980. Desde entonces, fabricantes de automóviles, marcas de moda y restaurantes han participado en el lavado verde.

Tipos de lavado verde

Hay varias formas en que las empresas practican el lavado verde. Algunos ejemplos de lavado verde incluyen hacer afirmaciones falsas, engañar a los consumidores o exagerar los beneficios medioambientales. He aquí otros tipos:

1. Contrapartidas ocultas: A veces las marcas promocionan un método que utilizan para ayudar al medio ambiente, aunque pueda tener consecuencias que lo perjudiquen negativamente. Por ejemplo, una empresa puede promocionar el uso de materiales ecológicos compostables, pero no habla de las prácticas destructivas para el medio ambiente ni de los combustibles fósiles utilizados para producirlos.

2. Afirmaciones medioambientales irrelevantes: Una empresa puede promocionar formas de ser respetuosa con el medio ambiente, aunque no sea importante para su impacto medioambiental global. Por ejemplo, las empresas pueden afirmar que utilizan papel fabricado con materiales orgánicos, lo cual es cierto porque la mayor parte del papel procede de materiales renovables como la madera o el bambú.

3. Falta de pruebas: A veces las empresas hacen afirmaciones medioambientales sin ninguna prueba que las respalde. Esta falta de pruebas significa que es probable que la empresa esté haciendo «greenwashing». Por ejemplo, una empresa puede decir que un producto es ecológico o no tóxico, pero no explica cómo ha llegado a sus afirmaciones.

4. El menor de dos males: Una empresa puede respaldar un beneficio de un producto ecológico aunque haya problemas medioambientales. En este caso, los vendedores utilizan reclamos de marketing medioambiental para que los productos parezcan más ecológicos de lo que son en realidad.

5. Etiquetas sin sentido en lugar de certificaciones: Algunos productos incluyen en sus envases palabras de moda como «respetuoso con el medio ambiente» o «elaborado con ingredientes naturales», aunque no estén respaldadas por pruebas. Certificaciones o las calificaciones Energy Star pueden ayudar legítimamente a demostrar que un producto es respetuoso con el medio ambiente.

6. Afirmaciones engañosas: Una empresa puede hacer afirmaciones medioambientales sobre su huella de carbono que engañen a los consumidores.

7. Acciones simbólicas: Una forma de que las empresas se marquen como respetuosas con el medio ambiente es mediante acciones medioambientales que produzcan pequeños impactos. Por ejemplo, una empresa puede anunciar que ha colaborado con grupos ecologistas para recoger botellas de plástico en Galicia.

Cómo evitar el lavado verde

Hay muchas formas de que las empresas eviten el lavado verde corporativo. He aquí algunas prácticas empresariales éticas que las empresas pueden utilizar y los consumidores deberían tener en cuenta:

1. Datos: Las empresas deben crear una forma de rastrear y actualizar los datos sobre sus iniciativas ecológicas, y actualizarlos periódicamente en su sitio web, su marca y sus comunicados de prensa.

2. Certificaciones medioambientales de terceros: Las certificaciones oficiales añaden legitimidad a cualquier empresa sostenible. Las empresas sostenibles creíbles, como Energy Star o Rainforest Alliance, revisan y avalan los productos ecológicos.

3. Divulgaciones y mejores prácticas ESG: Varias organizaciones internacionales ofrecen mejores prácticas para ayudar a las empresas a responsabilizarse de la sostenibilidad. Estos procesos ayudan a las organizaciones a organizar, medir y mejorar la recopilación de datos internos y la comunicación necesaria para poder comunicar su rendimiento. La Iniciativa Global de Información (GRI), el Consejo de Normas de Contabilidad para la Sostenibilidad (SASB) y los Principios de Inversión Responsable (PRI) proporcionan un marco para la información sobre ESG.

4. Impacto social: El informe de una empresa debe tener en cuenta a los empleados, los clientes, las comunidades y los socios de la cadena de suministro. Las empresas deben recopilar datos sobre el apoyo a la comunidad (como donaciones a organizaciones locales y apoyo a iniciativas medioambientales locales), así como sobre iniciativas internacionales (como la forma en que trabajó para mejorar las normas laborales y las instalaciones).
Las empresas también deben reflexionar sobre los esfuerzos de sostenibilidad anteriores y crear un informe medioambiental. En él, las empresas deben considerar cómo mejorar los esfuerzos que han realizado y cómo impulsar las misiones sostenibles.

Ver Mejores Bombillas Inteligentes

No es probable Extremadamente probable

Si te ha gustado la publicación DQQué es el Lavado Verde: Tipos y Tácticas de Lavado Verde“, Dale al Like y comparte, Los futuros reclutadores o agentes de contratación, contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!